viernes, 15 de marzo de 2013

Políticos “ejemplares”




España cuenta con 78.000 políticos en primera fila. Además, existen numerosos políticos que trabajan directa o indirectamente en el Estado. Los expertos piensan que sobra la mayoría de ellos. Estos son unos datos muy relevantes si se tiene en cuenta que más de 300 políticos españoles están imputados  y muchos de ellos no abandonan sus cargos, algo que aumenta la pérdida de dinero español.

            Daniel Fernández y Manuel Bustos, del Partido Socialista de los Catalanes, son algunos ejemplos de políticos españoles imputados que han desatado la polémica en el espacio público. Ambos, fueron apoyados por Pere Navarro, primer secretario del PSC, que acudió a la falacia ad populum para defenderlos. Explicó que existían otros casos de personas imputadas que no habían renunciado a sus cargos públicos. Dicho esto, Fernández y Bustos tendrían el derecho de no renunciar.

            Hay imputados desempeñando cargos públicos. El porcentaje de dimisiones es muy bajo. Se recuerdan las palabras de Francisco Camps, expresidente de la Generalitat Valenciana, que después de dimitir explicó que lo hacía ofreciendo su sacrificio para que Rajoy fuera el próximo presidente de España. El actual presidente del gobierno, le dedicó en ese momento al comportamiento de Camps los calificativos de “ejemplaridad” y responsabilidad“.

            Los hechos despiertan una impotencia generalizada debido a que los políticos cuentan con inmensos sueldos, mientras la sociedad sufre los recortes y las subidas de impuestos. Más aún, aceptando que el hecho de robar siempre debería acarrear unas consecuencias legales, si en España una madre roba en un supermercado para dar de comer a sus hijos está penada. Pero si un político está acusado de corrupción no tiene por qué renunciar a su cargo y, si lo hace, se le califica como alguien “ejemplar”.