martes, 2 de enero de 2018

Pájaros sin jaulas


Siempre es más fácil
escribir sobre lo más lejano,
o acerca de aquello tan cercano
que permanece oculto.

Otras personas, lugares;
lo que habita en ese límite
que es tan propio como ajeno
y, por ello, no es de nadie.

En ese espacio de desconexión
no existe el bien ni el mal,
mas se precisa de un valor
que escapa a lo mundano.

Solo ahí es donde se subsiste,
se hace resistencia al egoísmo,
a la conciencia oportunista,
a las acciones que son vanas.

Solo ahí, solamente ahí,
nada interfiere en las palabras;
las metáforas no son más
que pájaros sin jaulas.