sábado, 15 de noviembre de 2014

"El 90% de los casos de artrosis tienen causas desconocidas

El reumatólogo Enrique Raya defiende que la artrosis no está causada por el envejecimiento El doctor afirma que no hay cura para la enfermedad 

-¿Cómo definiría la artrosis? 

-Es la artopatía degenerativa que se produce al alterarse las propiedades mecánicas del cartílago y del hueso subcondral y que, a su vez, es expresión de un grupo heterogéneo de patologías de etiología multifactorial, con manifestaciones biológicas, morfológicas y clínicas similares.

-¿Cuál es la diferencia entre artrosis y artritis? 

-La artrosis es una enfermedad que en principio afecta directamente al cartílago, a la estructura y puede afectar de forma secundaria al hueso que tiene al lado y a la sinobial que es la membrana que tapiza por dentro la articulación. En la artrosis el inicio se centra en el cartílago y en la artritis, que supone inflamación, se inicia en la sinobial, capa que reviste la articulación.

-¿Existe alguna causa que genere la artrosis?

-El 90% de los casos de artrosis tienen causas desconocidas, en medicina se denomina causa primaria esencial o ideopática, significa que no la conocemos. Luego hay otro tipo de artrosis que se llama secundaria; secundaria a algo. Un tipo de artrosis presente, por ejemplo, en los esquiadores de élite que han estado toda su vida esquiando, se cargan en los tobillos y repercute en la rodilla, ese microtraumatismo repetido hace que el cartílago no aguante y se pierde. La artrosis primaria suele afectar a muchas articulaciones, mientras que la secundaria afecta a la articulación que sufre sobrecarga. 

-¿La artrosis primaria se puede heredar? 

-Hay un componente familiar en la enfermedad, es un factor de riesgo más. Cuanto más pronto se inicie la enfermedad quiere decir que más factores genéticos influyen. Además, también pueden influir factores ambientales, metabólicos y traumáticos. 

-¿Cómo se podría prevenir la enfermedad reumática? 

-La única forma es haciendo ejercicio de forma moderada, no de manera excesiva porque se sobrecargaría el cartílago. Al cartílago no le llega sangre, la sangre llega al hueso y este, por difusión le manda oxígeno al cartílago; por lo que si no nos movemos el oxígeno no llega al hueso.

-Una persona con la enfermedad ¿puede hacer algo para que la artrosis no avance?

-La mejor forma de sobrellevar la enfermedad es moverse, andar en llano, ya que la rodilla sufre mucho al bajar y la cadera al subir. Además, es bueno mantener un peso controlado. Pero frenar la artrosis es muy difícil.

-¿Cuáles serían las peores lesiones que puede ocasionar la artrosis? 

-A veces hay que recambiar la articulación. El cartílago es nuestro amortiguador fisiológico, también permite el movimiento y distribuye fuerzas, por lo que si se pierde el cartílago un hueso roza con otro generando un dolor inmenso e impotencia funcional, por eso mucha gente no puede ponerse los zapatos o cruzar las piernas. Y eso no hay quien lo arregle, la escapatoria sería poner una prótesis. 

-¿Cuál sería el peor final para una persona que desarrolle la enfermedad?

-Intentamos que no se queden en silla de ruedas. Los tratamos con rehabilitación, les recomendamos un estilo de vida. También realizamos intervenciones quirúrgicas en los peores casos, las de rodilla y cadera son en las que tenemos más experiencia y son las más rentables.

-¿Qué tratamientos nuevos existen para paliar el dolor generado por la enfermedad?

-Inyecciones de plaquetas, factores de crecimiento que parece que pueden reconstruir el cartílago. Más o menos como le hicieron a Rafa Nadal en la rodilla. Parece que estos fragmentos plaquetarios pueden tener algún efecto sobre los ligamentos, el menisco y la cápsula, pero en cuanto al cartílago la cosa está más dudosa. También se ha hablado de transplantes de condrocitos, pero nada está claro. La panacea de la artrosis desgraciadamente aún no ha llegado. 

-¿Qué medicamentos se recetan para sobrellevar la artrosis?

-Se puede recetar desde Paracetamol hasta opiáceos que son el tope de la analgesia y se mandan cuando el dolor ya es insoportable. Además, los fármacos pueden afectar a los órganos porque que pueden tener efectos secundarios en el riñón y el hígado ya que son los órganos por donde se eliminan, también el estómago. En medicina todo es una balanza riesgo-beneficio. También influye mucho la susceptibilidad individual, al igual que hay gente que fuma y no se muere de cáncer. Lo importante es que los pacientes tomen los medicamentos con las dosis y frecuencia adecuadas.

-¿Qué opina sobre la aparición, en los últimos meses, de informaciones que hablan de soluciones definitivas a la artrosis? 

-En el mundo de la reumatología hay muchas noticias poco fiables, no porque algo aparezca en la televisión significa que tiene efectividad, hay que ensayar las nuevas propuestas en la vida real y ver qué pasa. La artrosis es una enfermedad muy complicada y la gente cree que es causada por el envejecimiento, pero es mentira.

Artículo publicado en Granada Hoy el 27 de octubre de 2014