jueves, 2 de octubre de 2014

Una hoja de ruta para proteger la Vega como lugar de interés agrario

El coordinador andaluz de IU se reúne con plataformas agrícolas para diseñar actuaciones que protejan el espacio natural


Izquierda Unida se encontró ayer con plataformas, colectivos y sindicatos agrarios para hablar de la necesidad de reactivar la zona de la Vega. "Nuestra Vega es un pulmón muy necesario que no tiene ningún tipo de protección", aseguró la diputada autonómica de IU, María del Carmen Pérez, quien explicó que existe un plan especial respecto a la Vega, publicado en una orden de 2012, que no se está llevando a cabo. 

La diputada recordó la creación el pasado 2 de abril de una comisión en el Parlamento que también está totalmente paralizada, "lo que queremos es que todas las organizaciones trasladen a nuestro coordinador general, Antonio Maíllo, todas las inquietudes y preocupaciones ya que la Vega necesita protección desde hace más de 20 años". 

Pérez pidió al PSOE, ya que la comisión está en manos de la Consejería de Medio Ambiente, "que tome las riendas y concluya con algunos de los trabajos encaminados a proteger la Vega antes de que acabe el año". Además, solicitó un cronograma y seriedad a la hora de organizar el trabajo, "la figura de protección posiblemente pueda ser un lugar de interés agrario, que es lo que vamos a pelear". 

Asimismo, el coordinador andaluz de Izquierda Unida, Antonio Maíllo, anunció que su intención es reiniciar el programa para salvar la Vega. "Se trata de reactivar el proyecto, de volver a poner en marcha una comisión que se quedó parada", señaló. Maíllo se reunió ayer con la Plataforma Salvemos la Vega "con intención de escucha para llevar a cabo actuaciones que no pueden demorarse más por cuestiones burocráticas". De igual modo, destacó la dimensión cultural, agrícola y turística del proyecto que "pretende dar un impulso a la Vega". 

Maíllo indicó que "hay que darle un acelerón a la Ley Integral de Agricultura porque creemos que por leyes como esas es por lo que merece la pena estar en un Gobierno, para cambiar o asentar las bases del nuevo modelo productivo de Andalucía y concretarlo en una regulación para la despensa de Granada". Una expresión, 'despensa', con la que definió a la Vega granadina, ya que afirmó que "La Vega es despensa, no ladrillo". 

Igualmente, el secretario de Coag en Granada, Miguel Monferrer, defendió la importancia de la Vega que "siempre ha estado desprotegida, con los precios por los suelos y desmotivada por los temas de construcción". El secretario explicó que hay que proteger a los agricultores ya que "generan empleo y seguirán creándolo en el futuro", aunque actualmente "la Vega no resulta atractiva para los agricultores por problemas como la existencia de aguas residuales o acequias inservibles". 

Del mismo modo, el coordinador de la plataforma Salvemos la Vega, Juan Raya, destacó la relevancia de que los partidos políticos se pongan de acuerdo para actuar. "Desde la plataforma pedimos medidas concretas como que se consolide un espacio agrario o establecer un marco jurídico que impida situaciones como las que se producen en Vegas del Genil, en las que se están convirtiendo las tierras en cochecitos de choque". 

El coordinador de Izquierda Unida especificó que la comisión creada en abril sólo ha tenido dos sesiones de trabajo, pero ayer se reunieron de nuevo para sacar conclusiones y "diseñar una hoja de ruta para defender el patrimonio cultural así como estimular rutas turísticas vinculadas con la figura de Lorca".

Artículo publicado el 2 de octubre de 2014 en Granada Hoy