domingo, 24 de agosto de 2014

Puentedura exige que se restituya la legalidad urbanística del Serrallo Plaza

Los espacios libres del Serrallo siguen sin ser verdaderamente libres. Un lugar público que debería ser un parque infantil se ha convertido en una discoteca, un restaurante y una pista de patinaje. "Lo que debería ser público es un espacio de 33.000 metros cuadrados vallado para uso y disfrute exclusivo de estos negocios privados", explicó ayer el portavoz de Izquierda Unida en Granada, Francisco Puentedura. 

Según IU, las obras realizadas en el Serrallo, además, han sobrepasado los niveles máximos de ocupación, a lo que se le añade que "no se han pasado los mecanismos de control obligatorios a la hora de establecer usos en lugares públicos", concretó Puentedura. 

El portavoz hizo hincapié en que se tiene que devolver el parque a sus legítimos dueños que son los ciudadanos, por lo que exigen al equipo de gobierno del Partido Popular que restituya la legalidad urbanística en el parque público del Serrallo Plaza que "se ha privatizado ilegalmente". 

A juicio de IU, las responsabilidades políticas señalan directamente a la concejal de urbanismo, Isabel Nieto, y al alcalde de Granada, José Torres Hurtado. "Si no son capaces de dar explicaciones, lo que tienen que hacer es dimitir o que la ciudadanía les dimita en las elecciones municipales", concluyó el portavoz.

Artículo publicado en Granada Hoy el 22 de agosto de 2014