miércoles, 27 de agosto de 2014

El PSOE propone alianzas con el sector privado para rehabilitar el Centro

El PSOE sugiere que inmuebles como el de los antiguos Multicines sean un centro cultural


"Granada se está convirtiendo en un cementerio de edificios fantasma". De esta forma se refirió ayer la concejal del PSOE en el Ayuntamiento de la capital, Raquel Ruz, al estado descuidado en el que se encuentran diversos locales de la ciudad cerrados desde hace bastante tiempo y sin uso.

Ruz, acompañada por el concejal socialista Chema Rueda, realizó ayer una visita a la zona de la Plaza de Gracia para denunciar la situación del antiguo edificio de Multicines Centro. Un lugar "cuyo deterioro es notable, donde se acumulan malos olores y que genera numerosas quejas de los vecinos", admitió la concejal. 

El edificio Multicines Centro carece de uso en la actualidad y "provoca el deterioro de su entorno, así como suciedad, abandono e inseguridad", expresó Ruz. Asimismo, la socialista sugirió que "el edificio de los Multicines sería un centro cultural magnífico, pero cerrado no fomenta ni aporta nada". Ante el estado de este edificio, anteriormente un cine muy frecuentado por los granadinos, los vecinos se quejan de que hay gente que entra dentro del mismo para actividades desconocidas. 

Además de este edificio, otros muchos como el de la Placeta del Lino, junto a la calle Alhóndiga, también lleva cerrado muchos años. Negocios que ya no tienen utilidad y afean el paisaje de la ciudad, ante lo que Ruz exigió al Ayuntamiento "que tome partido y haga algo para rehabilitar estos edificios". La concejal propone al Ayuntamiento que se alíe con el sector privado para que, conjuntamente, actúen en la rehabilitación de los locales cerrados. Estas actuaciones ya se han realizado en ciudades como Barcelona dando buenos resultados. 

Raquel Ruz manifestó que hay cada vez más negocios que quedan cerrados y no se vuelven a abrir para ningún tipo de actividad, centros que quedan en el olvido, locales que fueron importantes para la ciudad pero que ya no tienen utilidad y están descuidados. Edificios que afectan negativamente a la imagen de la ciudad y a los vecinos cuando podía suceder todo lo contrario. 

"El Ayuntamiento realmente no está haciendo nada, tiene una labor burocrática que es la de gestionar las licencias de obras y las de apertura de actividades, pero también podrían impulsar que estos edificios salgan al mercado y se les de uso", afirmó. 

La socialista explicó que esta dejadez puede ocasionar consecuencias muy negativas. "La población irá abandonando estos barrios donde se encuentran edificios abandonados y se dirigirán hacia otras zonas de la ciudad que no tienen estos problemas, lo cual provocará el despoblamiento del casco histórico de Granada", concluyó.

Artículo publicado en Granada Hoy el 27 de agosto de 2014