martes, 26 de agosto de 2014

El PSOE exige al Ayuntamiento que explique la subcontratación de revisores en la LAC

Los trabajadores de la empresa Rober denunciarán ante la Inspección de Trabajo 

La Línea de Alta Capacidad (LAC), "reina de los mares que goza de todos los privilegios", como la define el concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada, Chema Rueda, no ha comenzado con buen pie. El concejal, cuando la LAC comenzó en julio su periodo de prueba, transmitió a la concejal de Movilidad, Telesfora Ruiz, ciertas recomendaciones en base a las quejas recibidas de los ciudadanos por el funcionamiento de los autobuses. Pero, según Rueda, la concejal "no ha hecho caso a ninguna de las recomendaciones. Parece que el periodo de prueba es un periodo de espera", dijo. 

Ante este silencio, Rueda volvió a dirigirse ayer a la concejal para "pedir al PP que haga un ejercicio de transparencia" sobre la LAC. Desde el principio de la aplicación del nuevo sistema de movilidad, se explicó que la plantilla de la empresa Rober sería la encargada de prestar el servicio de información y de revisión, algo que se refleja en la ordenanza de transportes y que "dicta el sentido común". Pero la realidad muestra lo contrario, según el PSOE. "Nos hemos visto sorprendidos porque ese servicio lo ha subcontratado Rober a otra empresa de la que desconocemos las condiciones", afirmó. 

De hecho, los trabajadores de la empresa van a acudir a la Inspección de Trabajo a denunciar esta subcontrata, según anunció ayer Rueda. "Nos tememos que tendrás sus motivos", añadió el concejal, quien mostró el apoyo del PSOE a esta vía que van a tomar los trabajadores de empresa, ya que "están viendo vulnerados sus derechos". El concejal socialista asumió que el PSOE está preocupado por la situación de la empresa y se preguntó "si vamos a asistir a un hundimiento o a una subcontratación progresiva de servicios". 

Rueda resumió que, si la función que iban a desempeñar los conductores como revisores ya la está realizando otra empresa, "hay trabajadores que sobrarán debido a que las cuentas no se pueden estirar". Otra posibilidad, señaló Rueda de forma irónica, es que "la empresa de transportes esté en una situación tan espectacular como para tirar pólvora de rey". 

Además, han pedido a la concejal información sobre el coste de las obras que están realizando y sobre el número y la cuantía de las multas que los revisores subcontratados están poniendo a los granadinos.

Artículo publicado en Granada Hoy el 26 de agosto de 2014