miércoles, 23 de mayo de 2012

¿Dónde estoy?, ¿a quién le importa? y ¿de qué me sirve?



Inicio de las redes sociales y Geolocalización

Es conocida la anécdota (¿real?) del hombre que consiguió las claves de seguridad del ordenador de un alto directivo sin necesidad de saber absolutamente nada de pirateos informáticos, encriptaciones y protocolos. De lo que sí sabía, y mucho, es de redes sociales. Bastaron unas cuantas llamadas, un despliegue absoluto de educación, psicología e inteligencia para que acabaran cediéndoselas.
En el mundo en que vivimos, existe mucha información sobre redes sociales de todo tipo, porque el concepto de redes sociales es aplicable o abarcable desde múltiples modelos de relación, y es válido para movimientos sociales, políticos, redes de contactos, amistad, búsqueda de empresas…
El concepto de red social, creado por la antropología inglesa para superar análisis estructurales obsoletos, parte de un abstracto, esto es, tomamos un punto de partida de estudio y establecemos las distintas relaciones entre los individuos. Por cada punto de partida crearemos distintas redes y por supuesto distintos modelos de relación.
La Geolocalización es, en estos momentos, la tendencia de moda por excelencia en las redes sociales y parece que todas quieren darse prisa en adaptar sus funcionalidades para no quedarse atrás. Una de las últimas en dar este paso ha sido Tuenti, pero antes le precedieron Twitter o Foursquare (red social basada en el posicionamiento). Facebook ya incluye geolocalización desde hace tiempo pero no ha llegado a triunfar, Facebook Places.
Las redes sociales están proporcionando el ambiente idóneo para una hiperconectividad sin precedentes, ya que mantenemos contacto directo (a través de internet) con una cantidad increíble de personas. Y mientras crece nuestro círculo social, nuestro mundo se hace más pequeño y accesible.
Esto puede acarrear problemas, existen casos de personas que han perdido su puesto de trabajo o incluso han llegado a divorciarse por alguna fotografía o comentario comprometedor. Pero si a esto le sumamos la monitorización constante de los lugares a los que solemos acudir, deberemos de tener un cuidado “extra” a la hora de delimitar la visibilidad de estos datos.
La portabilidad y la tecnología GPS forman parte fundamental en este juego, ya que abren un mundo de posibilidades a las redes sociales. Podemos registrar físicamente nuestra posición con el móvil cuando pasemos por un lugar concreto sin necesidad de buscarlo sobre un mapa, como ocurría en webs como como panoramio.com.
Además, conociendo nuestra posición podremos saber en todo momento lo que pasa a nuestro alrededor, agilizando las comunicaciones y favoreciendo un acceso a la información más intuitivo.
Los mismos responsables de Google continúan con sus esfuerzos por etiquetar el mundo como lo conocemos y han hecho varios intentos por mejorar la información de sus capas de Google Earth y maps, intentando adquirir el portal Yelp.com. También Yahoo ha hecho hizo propio y en su momento mostró su interés por hacerse con el portal Foursquare, imaginamos que con fines similares.
Toda esta información, aunque resulte muy interesante a nivel informativo, lo es más aún para fines publicitarios. Por este motivo, redes como Foursquare o Gowalla han convertido la Geolocalización en un “juego” para fomentar la competitividad y actividad de sus usuarios.

  Algunos ejemplos de redes sociales

Actualmente existen muchas webs sociales que emplean geolocalización con distintos fines y su número va en aumento cada día. Estos son algunos ejemplos de aquellas que hacen un uso exhaustivo o han adaptado sus funcionalidades a este tipo de tecnología con el fin de ofrecer nuevos servicios a sus usuarios:

Web
Objetivo
Disponible  en Español
Twitter
Ubicar mensajes de texto en el lugar en que se escribieron

Foursquare
Recomendar lugares a los que se asiste físicamente
No

Gowalla
Compartir lugares, eventos y rutas a los que se asiste físicamente
No

11870.com
Almacenar y compartir nuestros servicios favoritos

Yelp
Almacenar y compartir nuestros locales favoritos
No
Google Buzz
Ubicar mensajes de texto en el lugar en que se escribieron

Google latitude
Monitorizar y compartir nuestra posición en tiempo real

Ipoki
Monitorizar y compartir nuestra posición en tiempo real

Yumit
Recomendar los restaurantes en los que comemos
No

Tuenti sitios
Almacenar y compartir nuestras zonas de ocio favoritas

Waze
Compartir nuestra posición mientras conducimos para informar del tráfico y crear un mapa colaborativo

 

Nos centramos en Foursquare

Foursquare, `la nueva moda en EEUU´ que se está extendiendo por otros países como España. Básicamente es una red social en la que cada usuario comparte con el resto el lugar en el que se encuentra. De esta forma ofrece varias posibilidades de interacción. Los usuarios pueden saber en qué lugar se encuentran los demás, pudiendo a su vez registrar su visita a lugares y establecimientos.

No es una red tan conocida como Twitter o Facebook, pero actualmente está experimentando un boom.
Para utilizar esta red social debemos contar con un dispositivo móvil que tenga GPS y conexión a Internet.
Es un servicio basado en localización web aplicada a las redes sociales. La Geolocalización permite localizar un dispositivo fijo o móvil en una ubicación geográfica. El servicio fue creado en 2009 por Dennis Crowley y Naveen Selvadurai; Crowley había fundado anteriormente Dodgeball, un proyecto similar que Google compró en 2005 y clausuró en 2009, reemplazándolo con Google Latitude. Ya en diciembre de 2010 la compañía anunció haber llegado a los 5 millones de usuarios.

Los cofundadores de foursquare, Dennis Crowley y Naveen Selvadurai, se conocieron en 2007 mientras trabajaban en la misma oficina (en distintas empresas) en Nueva York. En la mesa de la cocina de Dennis en East Village, Nueva York, comenzaron a construir la primera versión de Foursquare en el otoño de 2008 y la lanzaron en el festival interactivo South by Southwest en Austin, Texas, en marzo de 2009.

La aplicación está orientada principalmente a Smartphones cuenta con versiones para iOS, Android, Java, Windows Phone, Symbian, Blackberry y PS Vita.
Foursquare es financiada por Union Square Ventures, O'Reilly alphaTech Ventures, Andreessen Horowitz, Spark Capital y algunos inversores ángeles.

La idea principal de la red social es marcar check-ins lugares específicos donde uno se encuentra e ir ganando puntos por "descubrir" nuevos lugares. Check-in significa en inglés `he llegado´, se utiliza cuando se factura el equipaje en un aeropuerto, cuando se llega a un hotel… No significa que estés en ese lugar mucho tiempo, simplemente indica que has llegado. Esta es una gran diferencia con otros servicios de geolocalización, por ejemplo con Google Latitude que te localizan todo el tiempo, y eso a mucha gente no le gusta. La información del Check-in se puede compartir voluntariamente con otras redes sociales como Facebook o Twitter, también se pueden añadir comentarios y/o imágenes.

Foursquare también se utiliza como juego, de hecho, el nombre de esta red `Foursquare´ es un juego de pelota que se desarrolla entre cuatro personas en un patio cuadrado dividido en cuadrantes. También se llama Squareball, blockball, boxball, el campeón… Es un popular juego de patio con poco equipo necesario. Este deporte se creó en 1964 y se ha introducido en todo el mundo. El director del Reino Unido de cuatro cuadrados (Sam Phillips) ha estado trabajando en la promoción de este como un deporte nacional.

Los puntos que se consiguen con cada check-in son recompensados con "badges" insignia, una especie de medallas, y los "mayor" (alcalde), que se alcanzan cuando una persona hace muchos check-ins en cierto lugar. También existen las listas en las que puedes ir almacenando los sitios que destacas, y los “tips” algo así como una recomendación.

A partir de la información que los usuarios han ido introduciendo el servicio ha ido evolucionando hacia un motor de recomendaciones, el cual sugiera lugares interesantes de manera inteligente. Por esto, Foursquare también funciona como guía de viajes.

La red, más allá de la vertiente lúdica, ofrece muchas posibilidades. Destaca también su importancia como herramienta de marketing. Por ejemplo, las tiendas y establecimientos de servicios pueden saber a ciencia cierta cuál es el usuario que más veces ha estado en su establecimiento y, en caso de que lo deseen, pueden premiarlo con algún obsequio.




 Datos estadísticos

El 14 de marzo de este año Foursquare confirmaba que había pasado de la simbólica cifra de 20 millones de usuarios.

La mitad de ellos los ha conseguido en sólo menos de un año, desde junio del pasado 2011. Además, el servicio ha anunciado que se han hecho más de 2.000 millones de chekins desde su apertura, en 2009.

El anuncio se produjo coincidiendo con el 4sqDay, en el que se celebraba el día de Foursquare.
El servicio de Geolocalización ha logrado ganar muchos usuarios en el poco tiempo que lleva en funcionamiento. Tanto es así que ha propiciado el cierre de su principal competidor, Gowalla, cuya plataforma se lanzó tan solo unos meses después.

En junio de 2011 Foursquare anunció que había llegado a los 10 millones de usuarios y elaboró una infografía con datos sobre el servicio para celebrar la cifra. No ha pasado ni un año y el servicio ya ha doblado este número.

A los 15 millones se llegó en diciembre de 2011 y en unos cuatro meses se han sumado otros 5 millones, lo que indica que el ritmo de crecimiento de la plataforma está lejos de decaer.
Durante todo este tiempo Foursquare ha ido ampliando y completando el servicio. Se ha integrado con otras plataformas, como Groupon, de la que ya incluye ofertas, y ha promocionado la introducción de las empresas en su red social.

Aunque es una red que tiene un gran desarrollo, sobre todo, en EEUU, en España se desarrolla exponencialmente. Concretamente en Málaga, a partir de una encuesta que realicé el encuentro del 4sqDay, podemos extraer algunas conclusiones de este crecimiento en materia de las utilidades de redes de Geolocalización:

El 65% de los encuestados afirmaban haber empezado con alguna red social de Geolocalización hace menos de un año, el 35% decían haber comenzado a usarla hace entre uno y tres años, nadie hace más de tres años.

El 35% comentaba que comenzó a utilizar una red social de Geolocalización porque se la aconsejaron, otro 35% de las personas decían que la utilizaron por primera vez porque estaban en ella sus amigos y/o familiares, el 30% restante señalaba `otras´ razones (probar, investigar, por ser un friki…)

El 94% de las personas encuestadas afirmaban utilizar Foursquare, el 6% restante no. Aunque algunas de las que dijeron que la utilizaban comentaron que lo hacían poco.

El 76% dijo que actualmente sólo utilizaba Foursquare como red social de Geolocalización, el 11% comentó que utilizaba alguna otra red más (como Places), el 13% no contestó (pues  no utilizaban ninguna red social de Geolocalización habitualmente)

El 52% afirmaba que la utilidad que Foursquare tenía para él/ella era como juego, el 35% comentaba que la utilizaba como red social, el 5% decía que la usaba como guía de viaje, y el 8% como herramienta de marketing.

El 82% de los encuestados hace entre uno y cinco check-in al día, el 5% entre cinco y diez, otro 5% más de diez y el 8% restante no contesto (por no usarla muy habitualmente)

El  82% de las personas encuestadas hicieron aquel día check-in en el lugar del encuentro, el resto no.

El 58% decía que consultaba los tips de Foursquare, el 35% no los consultaba, y el 7% restante no sabía lo que eran.

El 52% decían que les resultaban útiles los tips, el 48% comentaban que no les parecían útiles.

El 58% de los encuestados afirmaban utilizar las listas de Foursquare, el resto no las utilizaban.

Por último, un 58% decía que le había resultado divertido competir por una alcaldía. El resto no había competido.


Peligros

La ley de protección de datos es muy estricta al respecto ya que toda la información privada que facilitemos puede ser usada con fines poco honestos como el Spamming o Phising, por ello los propios responsables de la web deben de mantener un control muy riguroso sobre estos datos.
Y es que muchos casos el nivel de “exhibicionismo electrónico” de algunos usuarios puede llegar a causar problemas graves
Si la información que se publica en las redes sociales (como Foursquare) es útil y se almacena debidamente, lo que ganamos es el acceso a información actualizada e instantánea de cualquier lugar: saber en qué tiendas cercanas a nuestra posición hay ofertas, dónde hay un buen taller mecánico, o un buen restaurante recomendado por mucha gente.
Pero está claro que ni debemos de tenerle “miedo” a este tipo de aplicaciones, ni ser excesivamente confiados ya que el primer filtro es nuestro propio sentido común, para no compartir cierto tipo de información que no deseemos.
Mucha gente no es realmente consciente de que cuando hace “check-in” en Foursquare estás facilitando a cualquiera saber exactamente dónde te encuentras en cada momento. Esto en sí no es un peligro, tampoco vamos a  demonizar a la herramienta, pero hay que saber cuándo y para qué se puede usar y cuándo y para qué no.

Algunos consejos que pueden servir para estar más tranquilos a la hora de usar esta red en concreto:

·         Check-out: en vez de hacer check-ins hacer chek-outs. Es decir, que digo dónde he estado, no dónde estoy en ese mismo momento.
·         Sólo para amigos: puedes aceptar a todo el mundo que te solicite ser tu amigo o puedes ejercer un poco de control y sólo aceptar a personas que conoces un poco más de internet o a tus amigos 1.0 de toda la vida. Eres tú el que limita el acceso.
·         En sitios concretos: hay personas que van checkeándose por todos los rincones, por cada calle que pasan. Otras sólo lo hacen cuando van a eventos específicos que giran en torno a internet o cuando van a locales que interesa comentar.
·         Respeta la privacidad de los demás: el que tú hagas checkins por todos lados no quiere decir que a los demás les haga gracia. Jamás hagas check-in en casa de amigos o familiares sin antes pedir permiso o a no ser que sepas que a esa persona le gusta que lo hagan.


  Conclusiones

En mayo de 2011, unos meses antes de su muerte, Steve Jobs se reunió con Bill Gates a recordar viejas épocas y en algún punto de su conversación llegaron a intercambiar ideas sobre cómo la educación se iba transformar gracias a aplicaciones y recursos online. “El día que la educación se dé cuenta del impacto real que la tecnología tiene, habrá una revolución educativa sin precedentes que impulsará el conocimiento a niveles nunca visto antes”, llegaron a la concluir Jobs y Gates.

Un año después de esa reunión, bien se podría intuir que hay algunos síntomas de cómo la educación está comenzando a sacar ventaja de aplicaciones que parecieran no estar diseñadas para la educación, pero que en realidad son útiles a la hora de transformar la experiencia educativa. Ese es el caso de Foursquare.
Ante las diferentes aplicaciones disponibles en internet, el usuario debe establecer una estrategia de uso racional, en base a los objetivos que se persigan. Aún así, esta red social cuenta con diversas ventajas.

A Foursquare se han sumado empresas y organizaciones de noticias como The New York Times. 
Por lo que esta red social de Geolocalización se define como una gran oportunidad si se sabe utilizar, aprovechando los diferentes usos para los que puede resultar una gran ayuda.
En Mayo de 2009 FourSquare se presentó, y no fue hasta Septiembre de 2009 cuando sus objetivos iniciales fueron cubiertos, poner en marcha el proyecto por el cual 6 ex-trabajadores de la empresa Google, abandonaron sus cómodos despachos para emprender la aventura de montar una empresa.
Esta empresa llamada FourSquare pretende aprovecharse de la popularidad de las redes sociales y de la geolocalización con dispositivos móviles, para dotar a los usuarios de un nuevo sistema híbrido de twitter-facebook más geolocalización, para dispositivos móviles.
La idea no es novedosa, ya existen muchos proyectos desde hace años que intentan explotar este mismo sector, proyectos como Google Latitude, Pocket Life, Ipoki, y otros, lo han intentado antes, pero de momento sin mucho éxito.
Parece ser que la idea de los emprendedores de Foursquare está calando hondo, de momento en poco más de 8 meses tienen 1,6 millones de usuarios registrados, con un crecimiento diario de 10.000 usuarios.
Foursquare es el primero en permitir la integración con Twitter y Facebook, compatibilidad con dispositivos iPhone / Android, lo que permite que diversidad de usuarios usen esta plataforma. Para participar se requiere un dispositivo móvil compatible tener un GPS en el dispositivo, darse de alta en el servicio y tener conexión a Internet en el dispositivo móvil.

Según uno de los creadores de la empresa, Dennis Crowley, en una entrevista para La Vanguardia publicada el Martes 22 de Junio del 2010, Foursquare nace con la esencia de un juego, para que la gente de todo el mundo se mueva y comparta sus experiencia, un buen ejemplo que pone en la entrevista es que si un amigo suyo ha viajado anteriormente a Barcelona e indica puntos interesantes que ha estado y sus comentarios, puede provocar que otra persona visite esos puntos.
Todo parece muy bonito, pero existe un punto que ha provocado que otros proyectos parecidos hayan fracasado anteriormente, la gente es muy rehacia a publicar su localización, puede ser fuente de poca privacidad, pero el propio Dennis Crowley en la entrevista dice: “Algunos quieren y otros no. Mucha gente dijo que nunca se apuntaría a Facebook y ahora ahí están, mucha gente dijo que nunca estaría en Twitter y ahora ahí están. Creo que pasará lo mismo con Foursquare y todas las personas que ahora dicen “nunca compartiré mi posición”. La gente está empezando a ver que si compartes tu posición cuando estás en el aeropuerto encuentras a otros amigos que también están allí. Y si vas a ver el baseball, resulta que también tienes a amigos en el estadio. Foursquare saca a la luz esas pequeñas casualidades inesperadas.”
Seguimos viendo algunas dificultades con el proyecto de Foursquare. Como el propio Dennis comenta en el artículo, su uso es exclusivo para dispositivos móviles, esto implica tener un dispositivo de última generación y una tarifa plana de datos, no todos los usuarios lo tienen, lo que acota su uso los usuarios más avanzados, esta barrera en poco tiempo se romperá. Otro problema que vemos es que al ser usado con Twitter o Facebook a través de dispositivo móvil no es muy lógico sobrecargar el contenido de los “twitts” o mensajes que un usuario en concreto escribe en una localización. Entonces, ¿cómo comentamos lo que nos gusta la Sagrada Familia de Barcelona en 1 frase? Complicado.
Esperemos que con el tiempo esta idea se vaya aclarando más, su éxito irá en función de los usuarios y de su uso, siendo los jóvenes el principal actor, y aquí entra otro dilema muy grande, los problemas que implica que un menor de edad se localice en un sitio en concreto y que esa información se use de forma perjudicial. Tenemos todos en mente los acosos sistemáticos de enfermos mentales a través de redes sociales a menores de edad. Aunque hay que ver la parte positiva, los padres podrían saber donde están sus hijos, siempre y cuando estos se localicen.