martes, 7 de febrero de 2012

Besos de sirena para un cantautor


Los besos con extra de sal son siempre un buen comienzo. Para lo que estás pensando, también. Pero, esta vez, los besos sirven para abrir el telón a un gran concierto. Velas alrededor, luces con la iluminación necesaria para apreciar lo más importante: las palabras.


En La Botica, pleno centro malagueño. Todos `majos calladitos´, como el cantautor, Luis Ramiro, comentaba a pie de micrófono. Rodeados de sirenas (expertas en besos salados) ` las costas andaluzas deben ser un lugar maravilloso para vivir´, comentaba.


El cantautor presentaba su nuevo disco `Un mundo por delante´. Un título con una causa: la canción de `Miguelito y el mundo por delante´; y una consecuencia: positividad y fuerza.

Luis Ramiro quería ser arqueólogo de pequeño, la vida le derivó hacia la música. Empezó a escribir a los 15 años y a los 20 a tocar `de forma tardía´. Todo lo que empezó como un hobby compaginado con estudios, terminó como una forma de vida. La música invadió al cantautor de forma irreversible, como afirma ` ya no hay marcha atrás, esto es lo que haré toda la vida ´. Empezó dando conciertos con grupos y luego en solitario pero sin muchas pretensiones. Poco a poco, comentaba, las salas no solo las llenaban sus amigos. ` Mi familia me ha apoyado siempre en todo lo que he intentado hacer en la vida´.

Así, entre relatos y canciones (aunque para cantar algunas tuvo que pedirle permiso a sus ex) pasaba la noche. Historias  que pueden comenzar con un `Hola…´en un mensaje en Facebook, `romántico pero caliente´, dice. Así como un `jejeje´ en un privado puede ser un pasaporte. Los mensajes subliminales conscientemente inconscientes.
Intercalando su voz a capela, sus comentarios más que acertados, su cercanía con el público.  

Era como una clase (pero de las de antes), todos callados prestándole atención. Hasta el cine tuvo cabida en el concierto. Una Kate Winslet egoísta que no comparte la balsa. Una Amélie `puta psicópata´. ` A veces todos nos volvemos un poco locos por amor y soportamos o nos soportan cosas muy extrañas, pero intento relacionarme con gente normal´. `Como dice mi abuela, quien más te quiere te hará llorar´

`Desde Sabina a los Beatles, pasando por Radiohead o Bob Dylan´ Enumera el cantautor, hay muchos grupos y cantantes que admira. `En el iPod estoy escuchando los últimos discos de Bon Iver y Coldplay´. De sus canciones propias no puede elegir ninguna, ` hay unas cuantas que son muy especiales por diversos motivos personales ´, dice. Pero lo importante, comentaba `no es que me gusten a mí, una vez acabadas y tocadas, lo que importa son cuáles son las preferidas del público´.
Luis Ramiro compone todas sus canciones, letras y música. Además de colaborar con otros artistas para sus discos o por diversión, pero suele componer solo. La canción de su último disco con la que más se identifica es Jorge Primero, que será su segundo single `en ella hablo de mi hermano, y es muy especial para mí todo lo que cuenta la canción´.


`Sois inteligentes, venís al concierto de un cantautor, sois bohemios´ comentaba para amenizar. Dice que le gustaría cantar con Sabina. Y, con respecto a otros estilos o registros explica `estas alturas es muy difícil cambiar,  pero en realidad tengo canciones muy pop, reggaes, rumbas, rock, creo que tengo muchos registros y me gusta coger de todo un poco ´.


Las letras de sus canciones las basa en cosas que le pasan y que imagina. Influye todo, explica, desde la música que escuchas hasta películas o libros, pero nunca parte de una historia que no sea personal. `Siempre es personal aunque a veces lo camufle´.


Los momentos de inspiración existen, afirma, `pero no sé cuando llegan ni cuándo se van´. `El núcleo o esencia de la canción viene sin saber cómo´. Los lugares para ello suelen ser en casa o algún parque o plaza. `Aunque hay canciones que he escrito en casas de otros (y otras) o en trenes y hoteles´.


En una canción de su disco, El Rey de la pista, confiesa que todas sus ex son del Madrid y él es del Atleti. Como dice en la letra: todas mi ex son del Madrid, y yo soy del Atleti; sabes lo que quiero decir. Metáfora perfecta para describir que esta puta vida hemos venido a sufrir… `Preferiría una del Barça, aunque sea por cambiar ¿no? Pero si es atlética mejor.´


El madrileño confesaba haber llorado viendo Toy Story 3 mientras cantaba Cowboy haciendo partícipe a todo el público. Manifiesta que le gusta mucho la playa, `los del interior la pillan con ganas´. Y, entre madrileñas y andaluzas no puede decidirse `pues chicas guapas, atractivas o interesantes  hay en todos los sitios, aunque el acento andaluz nos gusta bastante a los madrileños´.

El concierto del cantautor coincidió con el Debate a Cinco (entre los partidos con grupo  propio en el Congreso de los Diputados) por lo que no lo pudo ver. Pero, opina` en democracia creo que no es bueno el bipartidismo, deberían entrar en juego más partidos y más ideas, pero claro, el dinero y los medios de comunicación los tienen PP y PSOE, así que es complicado, y cada vez más´.


El Debate a cinco se pudo seguir a través de las redes sociales, que cada vez juegan un papel más importante. Luis Ramiro las utiliza para estar en contacto con directo con el público siempre que puede. `Lo de los “artistas estrella” cada vez se va acabando más, hay que dejarse de tanta gilipollez y bajar a la tierra, si no, corres el riesgo de quedarte en las nubes. 


La opinión del público es vital, y que te critiquen también´.

Dices que no hay finales felices, todo lo que acaba es triste: comenta en el estribillo de una de sus canciones. Pero `es una frase que atribuyo a la protagonista de la canción, yo no pienso así´.