jueves, 8 de diciembre de 2011

Sirenitas sin voz


Desde la infancia, desde un patio de colegio. Juegos, sonrisas, dibujos, influencias sexistas…

Nada es como lo cuentan. Ni los príncipes son tan azules ni las princesas tan tontas. Nos inculcan desde pequeños un azul ligado a lo masculino con garras y armas de fuego. Por el contrario, las niñas son rosas. Rosas sensibles, encarnadas con horquillas de colores, sonrosadas sentimentales. Desde la barriga venimos predeterminados.

Los cuentos, típicos de Disney y demás tópicos nos adiestran desde pequeños creando valores desfasados, sea por tradición inconsciente o conscientemente a traición. Seguimos siendo Cenicientas con dolor de pies en busca de su príncipe, aunque ya da igual que se azul o no.

Hasta Sirenita se quedo sin voz en la historia. Otras versiones comentan incluso que perdió la vida. Lo que no cambia en ningún relato es que la cola de una sirena libre en el mar se dividió en la Tierra por un hombre, por amor.
Sexismo, tendencias discriminatorias… Cuentos, dirán algunos. El problema es cuando simples historias antes de dormir pasan a la realidad y se materializan. Cuando los estereotipos desvalorizan el papel de la mujer en la sociedad. Los medios de comunicación copian los modelos y los reproducen, los trivializan y hacen apología de la violencia.

La mujer lucha por la igualdad de género sobre todo para los lugares en los que esta diferencia es mayor, Guatemala o Bolivia por ejemplo. La equidad está todavía lejos de hacerse realidad. Sueldos más bajos, menos puestos de importancia… El 75% de las intervenciones en los informativos las ocupa un papel masculino bastante afincado en la desigualdad. Quizás por hábito costumbre. Quizás por vivir como la mujer sumisa en 1958

`La Mirada de las Mujeres en la Sociedad de la Información´, un seminario centrado en el tratamiento informativo de la Violencia de Género, abordó este tema en el marco de la inferioridad femenina instaurada y haciendo de la igualdad de género un objetivo en sí mismo, guardando distancias con los beneficios económicos, de empresa…

El curso definió la jugada que marcó un empate antes de Navidad. Un partido en Noviembre en el que ambos equipos, géneros de iguales, se deshicieron de las porterías y el balón quedó desinflado. Las reglas del juego no siempre valen.

Soledad Ruiz Seguin, directora general de violencia de género de la Junta de Andalucía, acompañó con sus ponencias. Además de Rosa María Calaf, periodista y antigua colaboradora de RTVE, y otros ponentes que enriquecieron las seis jornadas que finalizaron en la Asociación de la Prensa de Málaga.

El encuentro cumplió el quinto año y reunió a 60 alumnos de la Universidad de Málaga. Estuvo coordinado por las profesoras de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga, Teresa Vera Balanza y Susana Guerrero Salazar. Y contó con la relevante presencia y colaboración de Teresa Santos Garrote, periodista o, como ella dice, `militante del periodismo´.

Estamos a poquitos días del 2012 y las mentes, al menos en la teoría, están cambiando. Los delantales pasaron a ser de uso compartido. Pero aún así, actualmente, como publicaba El País el 25 de Noviembre, según el estudio sobre el “Sexismo y violencia de género en la juventud andaluza” presentado por el Instituto Andaluz de la Mujer, el 65% de los adolescentes de entre 14 y 16 años presentan actitudes o pensamientos machistas.

Además de los medios de comunicación convencionales, el sexismo y la violencia de género los podemos ver reflejados en numerosas producciones. Te doy mis ojos, por ejemplo, es una película española de Icíar Bollaín acerca de la violencia contra la mujer.

También destacan libros como La mujer total de Marabel Morgan. Un best-seller en Estados Unidos, donde se editó en 1973.
“En su cara apareció una expresión terrible y dura. Yo sostuve su mirada. En tono mesurado, me preguntó: - ¿Por qué discutes todas y cada una de mis decisiones? - ¿Que yo discuto? -repetí- Nunca las he discutido

- Me paso el día peleando con la gente y no tengo la intención de pelearme también contigo por la noche. - ¿Pelear? Si no peleamos... - En lo sucesivo, cuando tengamos cuando tengamos que ir a algún sitio, te lo diré con 20 minutos de anticipación. Así tendrás tiempo de arreglarte y nos ahorraremos las discusiones"

Pero el tiempo pasa muy rápido, lento y duro para las víctimas. Avanzamos teóricamente. Como decía una de las ponentes, con respecto a la canción de El emigrante de Juanito Valderrama `me voy a hacer un rosario con tus dientes de marfil, ¡antes o después hijo de puta!´ Las letras de las canciones son otro reflejo del sexismo existente. Canciones antiguas y otras que no lo son tanto. Claras Campoamor no hay muchas.


El 25 de Noviembre, día internacional de la Violencia de Género publicaban en los diarios que este año habían muerto 54 mujeres a manos de sus parejas.
6 años después de la entrada en vigor de la Ley Integral contra la Violencia de Género.


Solo nos queda pensar que la Sirenita volvió a las aguas. Saladas, dulces, agrias pero no amargas. Que siempre puede existir otro final para un cuento.