viernes, 29 de abril de 2011

Entre teletipos del siglo XXI y periodistas



Como un salto de la ficción a la realidad, de la pantalla al aula magna. Cuatro twitteros asaltan la facultad de ciencias de la comunicación. Pero no twitteros cualquiera, twitteros imprescindibles, fieles a sí mismos y fieles a Twitter.

Sin dejar ninguna silla vacía. José Manuel Atencia, Cadena Ser, se inicia en el diálogo. “Hay que estar en las redes sociales”, afirma, es un hecho. El problema es que existe mala información, las aportaciones ciudadanas muchas veces no son veraces. Todavía no sabemos aprovechar bien las redes sociales.

El periodista Curro Troya señala que estamos en una nebulosa distinta a la de la imprenta de Gutenberg.  Las redes sociales son una gran oportunidad, algo que demuestra su actividad en Twitter. Desde que se interesó por los ordenadores, pasando a ser llamado “el evangelizador”, cree en que transformarán a la sociedad. Pero, dice, todavía estamos en ese proceso.

Con expresiones dignas de Twitter, sonrisas y alguna bromilla intercalada, pasaba el turno de palabra. Esta vez,a Javier Gómez, subdirector de Málaga hoy.

De las redes sociales en general, nos hemos centrado, casi sin darnos cuenta, en Twitter. “Es una máquina de lanzar titulares, teletipos del siglo XXI”, expresa Gómez. Twitter no es un medio de comunicación; nuestro papel, como periodistas, es hoy más importante que nunca. Un tiempo fuera de estas redes y nos quedamos desactualizados.

A partir de aquí, nos adentramos en una “minientrevista” entre Teodoro León Gross y Curro Troya. “¿Pero Curro, tú de que vives?”. Para los pocos que no lo sepan, Curro Troya es fiel a Twitter, siempre hay un tweet suyo, es habitual. Sin vocación de 'agradador' ni arraigo alguno.

Hay tweets informativos y otros desinformadores, “en alguna medida, lo que hago en Twitter es periodismo” concluye Curro Troya.

De esta forma, cerramos el evento, entre teletipos del siglo XXI, periodistas, perfiles de caniches y doberman… Ahora, de nuevo, la realidad vuelve a la pantalla.